Luego de ser objeto de expulsión en el partido de la primera jornada por el Torneo Clausura frente al FBC Melgar, el jugador venezolano del equipo Universitario de Deportes, Arquímedes Figuera, sufrió actos de discriminación por parte del público presente quienes propinaron insultos y cantos de carácter xenófono.

El partido se encontraba 1-0 a favor de los merengues en el minuto 74, momento en el que fue expulsado el venezolano “Camuro”, apelativo con el que se le conoce al jugador, por agredir a un rival, para luego terminar perdiendo 1-2 con el remonte en el marcador por parte del Melgar.

El club expresó la solidaridad con su jugador por medio de un mensaje en la red social Instagram acompañado de una imagen del jugador con la bandera venezolana, en el cual repudiaron los actos de discriminación contra el futbolista, y mostraron su solidaridad con todos los extranjeros que sufren de expresiones de odio en estadios y redes sociales.

Por su parte el jugador Figuera también publicó un mensaje en Instagram, en el cual denunciaba las agresiones xenófobas de las que fue víctima, y expresaba su orgullo de ser venezolano y de los dignos trabajos que ejercen algunos compatriotas que emigraron a Perú en medio de la crisis económica que vive el país caribeño.

El también jugador de Universitario y miembro de la selección nacional de Perú mundialista en Rusia 2018, expresó su repudio por las acciones contra su compañero de equipo y pidió a la fanaticada que recordaran los tiempos cuando ciudadanos peruanos se han visto en la necesidad de salir de su país buscando trabajo en otros países.

Este incidente pone en el tapete el tema de las agresiones raciales o xenófobicas que sufren dentro y fuera de los estadios de fútbol los jugadores extranjeros, por parte de un pequeño grupo de fanáticos que deben ser sancionados para evitar que estas situaciones sigan ocurriendo.