Luego que un grupo de miembros de la congregación de la Iglesia Evangélica “Aposento Alto” tomaran durante la madrugada del pasado lunes 10 de septiembre los terrenos de la explanada en los alrededores del Estadio Alejandro Villanueva “Matute”, sede de Alianza Lima, los hinchas se llevaron la amarga sorpresa de ver borradas las insignias del club de los muros que miembros de la iglesia reclaman como propios.

Y es que la disputa entre el cuadro Blanquiazul y la congregación evangélica llegó a su punto máximo de violencia cuando miembros de la iglesia tomaron por la fuerza los terrenos que reclaman como propios, aunque luego fueron desalojados por fuerzas policiales, quienes ahora custodian el lugar. No pudieron evitar que la llegada de los hinchas del club al sitio tuviese momentos de tensión y violencia, afortunadamente controlados por las fuerzas del orden.

Insignias del club, murales, el mismo símbolo del equipo Alianza Lima y hasta la imagen religiosa del “Señor de los Milagros”, resultaron borradas las primeras y retirada y puesta en la basura la última, provocando la indignación de los hinchas y vecinos del estadio. Luego de esto, una sede de la iglesia también fue agredida con pintas en su fachada por hinchas del club.

En comunicado oficial, Alianza Lima expresó su malestar por lo ocurrido y hace un llamado a respetar los documentos legales que posee el club y que le otorgan derechos sobre el estadio y los terrenos en disputa, que según documentación ejercen desde 1972.

Por su parte, los representantes legales de la congregación evangelista aseguran tener toda la documentación que certifica ante registros públicos y el Municipio de La Victoria, la compra de los terrenos, que asciende a más de 1 millón de dólares según ha trascendido por los medios locales. Señalan que legalmente están tomando posesión de lo que les pertenece, y esperan que las autoridades hagan respetar sus derechos.